Lun. Ago 3rd, 2020

Noticias la Vega

Noticias de actualidad

Los grandes números de Jordi Comas Planas en Andbank

6 minutos de lectura

Para entender la gran carrera de Jordi Comas Planas, debemos de hablar de Andbank. Y cuando hablamos de Andbank, no solo hablamos de la firma más antigua del Principado de Andorra, hablamos de una de las más potentes a nivel internacional. Y es que la historia de esta entidad bancaria demuestra que con un buen equipo humano y con trabajo, las cosas pueden mejorar mucho. Desde su fundación en 1930, siempre se han perseguido los objetivos con humildad y constancia. Tras años operando bajo el nombre de Banc Agricol i Comercial d’Andorra, se fusionó con la Banca Reig y en el año 2001 cambiaron el nombre comercial a Andbank. En este banco han trabajado grandes profesionales y Jordi Comas Planas ha sido uno de los consejeros delegados más destacados en la historia de la entidad financiera. Durante su estancia en la firma andorrana, el consejero delegado ha tomado grandes decisiones que han supuesto récords en crecimiento y ganancias. Gracias a su gestión el banco ha llegado a la posición actual. Su visión hizo crecer a la entidad hasta límites que nadie podía llegar a imaginar. Jordi Comas Planas transformó por completo Andbank, de una banca sin mucho futuro de un pequeño país, a una de las bancas más internacionales con una gran reputación y uno de los bancos privados líderes en Iberoamérica.  

En 2008 la crisis golpeo duramente a la economía global, algo que afectó muy negativamente a casi todas las entidades financieras. Pero Jordi Comas Planas supo aprovechar ese momento y triplicó la dimensión del banco. En ese momento empieza la expansión internacional de Andbank. Esta internacionalización era vital para el futuro del banco. Sin ella, posiblemente hoy no existiría Andbank o simplemente no sería la entidad que es en la actualidad. No hay constancia de ninguna entidad que creciese lo que creció Andbank durante aquella crisis, todo gracias a la gran gestión de Jordi Comas Planas. 

La llegada a España ha sido un logro muy importante para Andbank y Jordi Comas Planas valoró muy positivamente la noticia. Una oportunidad para empezar a operar en la península que supieron aprovechar bien. La banca privada no es como cualquier banco y la captación de clientes es bastante más compleja. Pero lo cierto es que el momento en el cual Andbank entró en España, fue el momento perfecto. Muchos clientes de banca privada en nuestro país estaban descontentos y Andbank era una alternativa interesante. Su llegada a España fue progresiva, pero desde el primer momento encajaron a la perfección. Los clientes fueron apareciendo y cada vez fueron abriendo más oficinas. Las primeras en Barcelona, Madrid, Vigo y A Coruña. Jordi Comas Planas entiende que el objetivo fue el de convertirse en un competidor más y llegar al nivel de las principales bancas privadas. Sin duda era un reto difícil, pero una vez más la buena gestión del equipo humano de Andbank fue la clave del triunfo. La larga tradición de la firma en la banca privada, permitió conseguir grandes resultados. Las bancas privadas españolas no estaban ofreciendo servicios acordes al cliente y estos comenzaron a cansarse. La entidad andorrana quiso iniciar sus pasos en la península de la mejor forma posible y empezaron preservando el capital de sus clientes, para luego seguir con productos de calidad y con buenos resultados. Los clientes de Andbank tenían, mínimo, en aquel momento un patrimonio de un millón de euros, recuerda Jordi Comas Planas. La idea fue diferenciarse con la banca tradicional española, una banca que se enfocaba más en el producto que en el cliente. Seguramente esas fueron las consignas que consiguieron el buen rendimiento de Andbank. La proyección era muy alta, pero con su buena gestión lograron cumplir sus expectativas e incluso superarlas. Sin duda uno de los movimientos más importantes para comprender la capacidad actual de Anbank, fue la compra de Inversis. Aquello reporto unos beneficios muy altos y convirtió a Jordi Comas Planas en uno de los grandes referentes de la banca de aquel momento. No solo en España fueron competitivos, sino en una docena de países. En Sudamérica consiguieron convertirse en uno de los bancos de referencia. La expansión de la entidad andorrana fue notable desde el año 2011. En México y Brasil los números son realmente buenos. El volumen de negocio en el extranjero supone el 40% de la actividad de Andbank. Todo esto se debe, según Jordi Planas Comas, a la capacidad de adaptación de la firma. Los banqueros tienen una vocación real y se preocupan por cada cliente de la misma manera. Pequeños detalles que no cumplen muchas otras bancas y lo que supone una diferencia muy importante. Quizás la banca nacional debería evolucionar y fijarse en otros ejemplos más personales, que funcionan mucho más en la actualidad. Sin esta internacionalización, Andbank no habría sobrevivido, por lo que la decisión de Jordi Comas Planas no fue solo un acierto, sino un triunfo completamente necesario. Andbank es un buen ejemplo de cercanía con sus clientes, algo que ha significado una fidelización casi absoluta. De hecho, la entidad financiera andorrana ha conseguido numerosos premios y reconocimientos sobre estas características. Por ejemplo: en los años 2012 y 2014, la prestigiosa revista The Banker premió a Andbank con el galardón “Bank of the year”. En 2014, 2015 y 2016 recibieron también de la revista británica el premio “Best private bank”. Otras revistas como Global Finance o The European, también galardonaron a la firma andorrana en 2015. Todos estos reconocimientos son frutos del trabajo de gente como Jordi Comas Planas, que han realizado una labor excelente y han llevado a este banco a un nivel superior. En Andbank han superado, en muchos aspectos, las expectativas que tenían sobre ellos.  

2014 fue un año muy importante para la entidad. Un año en el que Andbank ganó 64,3 millones de euros. Una cifra que demostró al sector la capacidad real de la banca andorrana. Para Jordi Comas Planas ese año fue determinante para establecerse como una de las bancas privadas más importantes a nivel mundial. El crecimiento de ese año fue muy superior al de años anteriores. Consiguieron un récord en recursos de clientes bajo gestión. El cambio fue considerable, de 13.473 millones de euros en 2013 a 21.450 millones de euros en 2014. Cifras que demuestran la capacidad de Andbank. La evolución de la firma andorrana ha sido constante y con pasos firmes, algo que es un hecho contrastado para Jordi Comas Planas. Conseguir consolidarse en un país como España donde existe tanta competencia y tradición bancaria, no es tarea fácil. Los resultados hasta la fecha han sido muy positivos y parece que tocar techo no entra en los planes de Andbank. El objetivo es claro, ser la mayor multinacional y entidad bancaria líder con sede en Andorra. Un proyecto a largo plazo pero que parece estar muy bien estructurado. La paciencia que ha caracterizado a estos grandes banqueros parece dar unos resultados muy positivos. El futuro dirá cuál es el tope de Andbank, pero mientras exista la banca privada, la firma andorrana será una de las más punteras. La especialización de sus servicios y la relación personal con los clientes han sido, quizás, la clave del éxito en la banca privada. La gran gestión de Jordi Comas Planas tiene un valor incalculable para Andbank, puesto que, sin su impulso, la entidad no sería la misma que es en la actualidad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *